Media Noche

ARREPENTIDAS DE SER MADRES

0 Comments

Recorrió luego el largo pasillo volviendo su cabeza cuando creía distinguir que a su espalda se deslizaba una bruma que no era la suya. Ha sido una risa rota y grave, de animal acechante.

Como conocer personas - 721407

Transición o suicidio

Por fín llegé. Estaba tumbado en la cama de ese hospital que había visto desde la ventana. Va a trabajar caminando deprisa, no quiere admirar su reflejo en la acera, lo ignora. La sujeté de la cintura con un brazo y le tapé la boca con la otra baza. Con esa frase llegó la secreta esperanza de no estar ciego. Con el cuarto dedo se supo de las pretensiones: una cifra y una advertencia. Era tal y como lo mostraban todas aquellas revistas, tal y como lo imaginaba

Mamadita

Entretanto hablaba, él acariciaba suavemente el bigote de ella, como si llevara toda una vida haciéndolo. Mis pies se engancharon entre sí y rodé escaleras abajo. Tan sólo sus histéricas carcajadas llenaban el cuarto de realidad, supliendo así la soledad que la impregnaba en ese momento, un instante en el que necesitaba con urgencia la compañía de alguien. Al descolgar el teléfono nadie contestaba, sólo un advenedizo gruñido al otro lado del auricular. Inmóvil sobre la cama, intenta dormir mientras docenas de fórmulas bailan alce sus ojos. Me subí en él y ahí se acabo todo. No, no estoy muerto. Primero fue un terrible costalazo.

Fotografia

No importa, conozco las paradas de acta. Él, lo que se dice un psicópata. No conocíamos a nadie en el edificio, por lo empezamos a preocuparnos. Fue un golpe seco y lejano, pero claro. El brazo de la abuela,sangriento ,solicitando ayuda como quien solicita almas para el infierno.

Entonces grita, sintiendo los pulmones a punto de reventar. Raquel Garcia-Almonacid Despacio Únicamente quedó uno vivo después de aquella noche fantasmal. La misma mirada perdida de siempre, sin vida. Pero no lograba sentir nada con su baza. Obsesión con la dieta En cuanto a Nele, la transición a macho no terminó con sus sentimientos de desesperación. Has oido eso, exclamo. Veo mujeres increíbles rezumando sexo. La galán se mudó a un piso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*