Media Noche

CÓMO CONQUISTAR A UNA MUJER MADURA

0 Comments

Encolerizado el primero, agarró del pelo al segundo; cogiole éste una oreja entro los dientes, y escupió un pedacito ensangrentado, con un soberbio reniego dialectal. En todas partes hay hombres de bien que denuncian al Poder los individuos de humor atrabiliario, que quieren desposeer a los príncipes y actuar, sin consultarla, la mudanza de una sociedad.

Mujer con muchas - 984252

Yo elijo cómo me visto y con quién me desvisto

O sea, lo que ha sucedido en mí es que no he tenido ganas de tener hijos, o por lo menos, eso es lo que me explico a nivel del consciente. Toma en ella el alma un baño de pereza aromado de agonía y de deseo. Como todo arrapiezo travieso, terminé en el escenario con él. Tenía a la vez aspecto imperioso y desmadejado, y sus luceros, a pesar del cansancio, conservaban fuerza fascinadora.

Yo no sé muy bien qué me ha condicionado a la antimaternidad. Varias autoras han enfatizado la importancia de considerar el aspecto psíquico Adams, ; Burín, ; Lamas, ; Tubert, en la medida que el deseo o no de ser madre o de tener un hijo se juega en un nivel psicológico que tiene que ver con la triangulación edípica y con la identificación especular de la niña con la madre Tubert, Viti Ruiz hablando sobre los primeros abriles de Frankie. Dudé muchas veces por mis cuates, de que tanto me exigían que yo dije: Bueno, pos tal vez con éste podría tenerlo, pero así como diciendo, a lo mejor, y bueno, nunca se dio. Para evitar los casos de acidez sexual hay que expandir la erudición del respeto y la igualdad. Empero el niño, espantado, forcejeaba al acariciarlo la pobre mujer decrépita, llenando la casa con sus aullidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*