Media Noche

¿QUIERES SER PROSTITUTA? YO TE ENSEÑO CÓMO

0 Comments

En una semana ya había organizado su nuevo negocio. Hoy lo hacen para pagarse la universidad y llevar alimentación a casa.

Buscar muchacha - 572225

“Quedarme embarazada fue un shock. Soñaba con ser madre joven pero no fue planeado”

Lleva prostituyéndose tres años y a todas sus citas acude en traje y corbata. Cogió un trabajo como fámula y debe someterse a controles periódicos de alcoholemia y psiquiatría. Les enseñamos cómo anunciarse en internet, cómo deben gestionar las llamadas y el gama en el que tienen que contestar a los clientes. Y al mes se saca unos 2. Pero el gobierno siempre nos relaciona con la mafia y la trata de personas.

Reportaje sobre la prostitución

Yo cuando empecé a prostituirme nadie me enseñó cómo hacerlo, y me hubiese venido bien saber algunas de estas cosas que enseñamos ahora a las chicas». Sin embargo, ser inmigrante cierra muchas puertas en el mundo del trabajo formal. Habla con ellos todos los días por videollamada, pero ese contacto no le es suficiente. Actualidad que puede, los muestra con altanería. La situación ha cambiado. Su hija Julia también pudo ver el cambio. Riley explica que si bien el trabajo sexual le permite mantener su casa no la habilita a abocetar un futuro. Tuvo que cambiar su vida para no perder la guardia de su hija. El padre de su bebé soñaba, como ella, con tener hijos joven, pero no en esa situación -la familia del arrapiezo ni siquiera sabía de su relación con Lorena- y el miedo a la presión de su entorno le llevó a romper.

Buscar muchacha - 110917

Búsquedas recientes

Los modelos legales que existen en Europa se construyen en torno a si el trabajo sexual se entiende como un trabajo forzado igual que la trata de personas o voluntario, y a las prostitutas como delincuentes, víctimas o trabajadoras. Así empezó todo». Había pedido una excedencia para cuidar a su esposa y estaba endeudado al límite por los gastos de la clínica privada donde habían tratado a su mujer. Ambos estudian en la Universidad de Barcelona. Concha cobra 50 euros a cada chica por el curso. Entonces pensó que con ese dinero podía pagar el colegio de su hijo y solventar las deudas. Ropa deportiva, cara lavada, sonrisa abierta y un abrazo. Cuando empezó a trabajar, hace diez años, tenía una niña pequeña y estaba divorciada. Tenía que pagar matrícula, piso, libros, alimentación y mandar dinero a mi lecho.

Solo pensé en mi padre y en mi hermano» O Ainhoa, malagueña, matriculada en Derecho, de 22 años, quien lleva prostituyéndose desde hace dos. Muchas han pasado de ser unas ninis a tener que alquilarse para aguantar a su familia», dice Concha, que no comparte que chicas tan jóvenes se metan en esto. Fiona recibe a este diario en un apartamento en Sants. Es el caso de Raquel, una trabajadora sexual latinoamericana que reside en España hace 10 abriles. Es lo que les sucede a muchas mujeres que se acercan a la Asociación Actua Vallés, que lleva 25 años de ejercicio en el Vallès Occidental y Oriental. Prefiere un trabajo donde paguen menos pero que le permita estar tranquila consigo misma. Se desahogan conmigo porque no se lo cuentan a nadie», afirma la presidenta de Aprosex, que reconoce que el caso de las mujeres es diferente. Su historia personal la ve repetida en los ojos de muchas de las mujeres que le vienen a pedir consejo. El negocio de la prostitución se ha disparado con la crisis económica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*