Media Noche

VISOR DE OBRAS.

0 Comments

Si la inteligencia fuera de esencia abstracto, no se debilitaría cuando enferma el cerebro.

Muchacha alegre - 979207

Atrevidas en Mujer busca Hombre - Quito

Yo creo que el estudio de las pasiones pertenece al novelista, pero el estudio fisiológico al médico. Espigadores inclinados hacia la Tierra, altivos, cabe el misterio del amor amado. Al acceder el doctor -en las habitaciones de Sofía, comprendió el ardid y sin poderse dominar, la dijo-: -Aunque delicada me ha dado usted una aviso. Una ola de sangre le subió al cerebro, estaba furioso: acercose a la casa, amartilló un pequeño agitar que llevaba en un bolsillo del pantalón y lo disparó apuntando al trovador callejero. Que larga fue la noche de soledad tejida, de amarguras y rezos, de insomnios y sueños desgraciados. Buscar por el planeta el halo luminoso allí donde se siente. Dígame qué quiere de mí. El afecto de Lagarde era una verdadera pasión y como el amor convierte en niños a los hombres, el amor le hacía cometer mil niñerías. De los dos hermosos bajo relieves el cuadro de la prisión es obra de Noreña y el era del tormento, de Gabriel Guerra.

La ingratitud es la independencia. Pensaban juntos, lo cual es casi tanto como sentir. Después de la conversación con Elena, la timidez de aquella madama le reveló que le tenía alarma, y tal miedo era testimonio indefectible de pasión. Lagarde estaba confundido y como no podía disculparse ante Elena, se marchó. Un doblar de campanas oprime la mañana, que el gordo casorio en duelo negro se ha tornado. Al verle Sofía, adivinó que alguna situación algo difícil se le iba a presentar. Sembrar con rosas el jardín que otrora tu labrabas. Nosotras no queremos a los poetas ni a los médicos ateos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*