Media Noche

ENCUENTROS SEXUALES BUENOS AIRES - RELACIONES OCASIONALES

0 Comments

Un saludo.

Conocer mujeres para - 216385

¿Buscas sexo telefónico?

Empece a creer que podía lograr mi fantasía una noche que salió con sus amigas y regreso borracha y mientras cogíamos — le grité — pareces una puta. Desde qué entramos le pedí una Margarita y cada vez que su copa esta vacía, pedía que la llenaran. El se montó en la cara de mi esposa y le metió la bauprés en la boca y ella lo recibió con mucho cariño, lo acaricio lentamente todo su miembro y lo mamaba como que de eso dependiera su vida, me acomodé sobre mi esposa y la empecé a coger lentamente, su vagina estaba llena del semen de José, estaba caliente y bien dilatada, pero sobretodo bien lubricada, es una sensación bien morbosa arrepentirse la leche de otro hombre en la vagina de tu mujer entretanto la cojes. El sigue dentro de ella la besa suavemente y bastante despacio, empieza salir dentro de ella. Mi esposa ha estado con 2 hombre, ha tenido un gran clímax, hizo un gran esfuerzo en su primera sesión de sexo, no se si por que querría volver a tener el miembro de mi ñaño dentro de ella, pero olvido el cansancio, se inclino y rodeo el miembro con su mano, el cierra los ojos, mi esposa mueve su mano arriba y abajo, se inclina mas, coloca los labios alrededor de su miembro y chupa de faceta decidida, escuchamos los gemidos de el, pasa la lengua por la cabo de su impresionante erección, ella chupa cada vez mas deprisa, podía admirar que ella le daba un placer excitante, por la forma que el gemía y se retorcía. Vamos me dice como quieres cogertela, bueno respondo nunca la he tenido sexo rectal, vamos cogetela por el culo, empero la veo cansada, bueno lo haces vos o lo hago yo. Retrocede su miembro lentamente y vuelve a penetrarla, mi esposa grita de nuevo. La inseguridad me mortifica, estoy azogado, por suerte ella no se da cuenta.

Conocer mujeres para - 37390

Me acerco su espalda y poco llego hasta sus caderas, ella abrió sus piernas ligeramente, inicie frotando su amor con mis manos, ella se relajó, metí uno de mis dedos blandamente en su sexo, mi amigo se acercó medio su mano en la parte superior, acariciando sus hermosos pechos, ella no se hacía dado cuenta que 4 manos la acariciaban. Nos tiramos en la cama y cogimos como nunca, No duré mucho, la calentura de ella y la mía y todo lo que nos dijimos hizo imposible contenerme. El regreso a meter sus 2 largos dedos en el sexo de mi esposa, sacando y metiéndolos, deslizo un 3 dedo, ella dio un pequeño grito, empero no se quejó, al contrario empujo sus caderas para sentirlos dentro. Un saludo. Esperamos unos minutos, coordinamos detalles y nos dirijamos al cuarto. Con esta excitación no duré ni cinco minutos y volví a llegar, José estaba feliz cojiendo la boca de mi mujer, cuando vio que me bajaba de Silvia se retiró de la boca de mi mujer y la empezó a coger suave y lentamente pero tampoco duró mucho, su excitación era mucha y la engrase de la vagina de Silvia fue demasiado para el, nos bañamos y José se fue a su apartamento a dormir, no se quiso acordar porque su esposa llegaba en la madrugada, a las 5 de la mañana. Me acuesto a un lado y le pregunto — Te ha hecho daño?

Leave a Reply

Your email address will not be published.*